[Análisis] Max: the curse of Brotherhood para Switch

Son varias desarrolladoras que muestran su apoyo a la Nintendo Switch con distintos juegos, que, a pesar de ser ports de juegos lanzados con anterioridad, nutren el catálogo de esta gran consola, haciéndolo mas atractivo a los potenciales compradores, por las diversas alternativas que son ofrecidas, uno de estos casos es el de Max: The curse of brotherhood, juego del que hablaremos en este análisis.

Este juego, del cual hablaremos hoy, fue desarrollado por el estudio Español stage clear studios, cuyo lanzamiento original fue para consolas de Microsoft y también plataformas como el PC, luego lanzado a play station 4, y, por último para la híbrida de la gran N. Cabe aclarar que la versión de la que les voy a hablar es de la de Nintendo Switch (por obvias razones), no pienso comparar gráficos, ni rendimiento entre consolas, solo los aspectos más destacados para la versión de Switch, así como sus falencias.

Max: the curse of brotherhood es un juego de plataformas con toques de puzzle en el cual controlaremos a Max, personaje principal del juego, que, luego de una discusión con su hermano y un posterior secuestro, se embarca en una gran aventura para ir a su rescate, con la ayuda de su rotulador mágico, se enfrentará a la que sin duda, será una de las mejores aventuras de su vida.

Análisis de Max: The curse of Brotherhood

Como primer punto, y como lo dice anteriormente la historia es el pretexto perfecto para iniciar la aventura Y, aunque no es la trama mas profunda, ni llena de giros argumentales, nos sentiremos identificados con el personaje principal y su deseo de rescatar a un ser querido del peligro, a pesar de sus diferencias, lo cual hace que, nos den ganas de seguir adelante con nuestra búsqueda.

La parte gráfica y artística es uno de los aspectos mas destacados del título, pues, tanto en el modo TV como en el modo portátil se ve muy bien, el nivel de detalle es bueno, el diseño de los personajes y de los entornos me pareció fantástico, lo cual me indica que si se lo proponen, cualquier juego se puede ver bien en Nintendo Switch, se nota que en este aspecto, los de stage clar studios pusieron empeño, porque el resultado es fantástico.

El soundtrack del juego no es un aspecto por el cual me decante mucho, si bien es bueno, no me sentí tan atraído por el, hace que te sientas parte del juego, pero en algunas ocasiones no sentí que fuera tan acertado en algunas escenas o partes de la aventura, los diálogos se escuchan de maravilla, fruto de la gran actuación de voz de los actores.

El aspecto jugable del título se puede analizar presentando las diversas alternativas que tenemos para disfrutar del juego, como el modo TV, en el cual se juega de manera tradicional si cuentas con el control Pro como en mi caso, o incluso con los joy con desacoplados o en el grip, también con el modo portátil en la cual se incluye la opción de usar el rotulador mágico gracias a la pantalla táctil del juego, en mi caso, me sentí mas cómodo usando el rotulador mas con el control, que en el modo portátil, pues la mayor parte del tiempo que disfruté el juego fue usando el modo TV, los controles responden bien y no se sienten mal implementados, buena por esa en ese aspecto.

La dificultad del juego me pareció adecuada, pues es un título disfrutable a cualquier edad, se inicia con lo básico para entender las mecánicas, luego va avanzando y el reto se hace aún mayor, si bien hubiera querido que los escapes o los puzzles fueran algo más complejos, me gustó la forma en que fueron implementados, esto hace que al resolver algo difícil te sientas bien y con ganas de más.

La duración del juego me pareció adecuada, es un juego que puedes terminar en un poco menos de 12 horas, y al tratar de encontrar todos los secretos y los ojos malignos puedes demorarte unas 15, si eres de los que les gusta terminar un juego al 100%. En este aspecto quiero resaltar que el replay value es poco, pues si tienes ya el 100%, o estás cerca no creo que vuelvas a jugar el título nuevamente, solo hasta pasado un tiempo o si te dieron ganas de enseñarlo a alguien para que se anime a probarlo.

En cuanto al rendimiento podemos decir que tanto en modo portátil como TV tienen una buena fluidez, no soy de los que se fija en ese aspecto, pero, para tranquilidad de los que si tienen en cuenta este apartado, les quiero decir que el juego corre muy bien en los dos modos, tanto sobremesa, como portátil, por ese lado pueden estar tranquilos, el juego no presenta bugs ni glitches que afecten la jugabilidad, ni el rendimiento del juego.

En cuanto a los aspectos negativos de Max: the curse of brotherhood en general, no se ven demasiados, el juego es bueno y brinda una buena experiencia, la banda sonora ha sido lo único por lo cual no me decanto, pero en términos generales estamos ante uno de esos títulos que vale la pena probar.

Conclusión

Max: the curse of brotherhood es uno de esos juegos, que a pesar de no ser un must have en mi opinión, es uno de esos títulos que puede hacerte pasar un buen rato. y que por su calidad, merece ser tenido en cuenta para tu catálogo de la híbrida de la gran N, buenos gráficos, historia aceptable, jugabilidad muy buena y banda sonora entretenida.

¿Lo recomiendo?. Totalmente, es un juego entretenido, con buenas mecánicas que sin duda te puede hacer disfrutar con tu consola, además, el precio es más que justo.

Le doy un sobresaliente a este juego, Buena por esa Stage clear studios.

¿Te animarías a comprar el juego?

Después de este análisis te dejo con el tráiler de Max: the curse of brotherhood para que te animes aún más:

Gracias por leer este pequeño análisis, si te gustó, compártela o darnos tu opinión, no olvides que puedes seguirnos a través de nuestras redes sociales como Mundo N comunidad en Facebook y Twitter.

Un abrazo a todos y sigan disfrutando de sus juegos.

Pipe

Twitter

@andres_salgado1