Crónicas de Mundo N: Street Fighter II, las retas de arcade se trasladan a casa

Saludos estimados lectores, les escribe su amigo Pancho Megaman. Hoy en su sección “Crónicas de Mundo N”, relataremos aquellas vivencias y anécdotas de Street Fighter II: The World Warrior, el juego que revolucionó las arcades, en su versión casera para Super Nintendo. 

Corría el año de 1992, a Super Nintendo llegaba un título de peleas que un año antes causó furor y revolucionó los salones recreativos de muchos lugares del mundo, ese juego era nada más y nada menos que Street Fighter II: The World Warrior, cuya edición casera ahora estaba al alcance de millones de usuarios de la consola nintendera.

Más o menos a mediados de la década de los noventa, por ahí por 1996, yo jugué por primera vez este juego en mi viejo Super Nintendo, desde el primer momento quedé maravillado con ese título de peleas, las retas de las arcades se habían trasladado a casa, mi hermano, mis primos, mis vecinos todos disfrutábamos la gran creación de Capcom.

El jugar a Street Fighter II, se volvió prácticamente una costumbre, casi casi una obligación. Mis compañeros y yo nos esperábamos a salir de la escuela para poner en práctica nuestras técnicas frente al televisor.

A veces jugábamos en mi casa, en otras ocasiones en el hogar de otro camarada, pero la diversión jamás faltaba, claro algunos eran más hábiles que otros, pero esos buenos momentos los recuerdo con mucho cariño.

Las retas en el Street Fighter II se convirtieron en el punto de reunión para muchos de nosotros, era ahí donde convivíamos, platicábamos, y nos divertíamos, en mi caso particular yo solía elegir a Ken, mi favorito de la franquicia y por supuesto uno de los más poderosos, pero la mayoría tenía a Ryu como su preferido.

Anécdotas, recuerdos y vivencias de Street Fighter II se cuentan por montones, si tuviste la dicha de disfrutar esta gran obra de Capcom, sin duda fuiste un afortunado. Soy Pancho Megaman desde México, nos vemos en la siguiente entrega y que la nostalgia los acompañe.