El día en que el futuro de Nintendo cambió

Los primeros 6 años de la década ciertamente no fueron de lo mejor para Nintendo. Para octubre de 2016 el Wii U era prácticamente un barco hundido y el 3DS de algún modo salvaba la situación; a esto se sumaban rumores de que la Gran N pasaría al mercado móvil. ¿Podría acaso correr la misma suerte que Sega y el Dreamcast?

Esta última es una pregunta muy válida, puesto que entre la sucesora -formal- del Wii y aquella consola de 128-Bit de los 90s hay muchas similitudes. Principalmente el hecho de que en ambos contextos se enfrentó una muy fuerte competencia y ambas eran máquinas que prometían mucho.

Ciertamente el mercado fue muy injusto con ambas puesto que al probar alguna de las 2 te dabas cuenta que eran consolas con mucha calidad con juegos muy a su altura. Sin embargo y aunque se ha dicho esto muchas veces antes, Nintendo una vez más demostraría que sabe marcar diferencia.

Muy en contraste de lo ocurrido con Sega, Nintendo sabía que necesitaba algo rompedor para salir del embrollo en el que estaba metida desde 2013. A cucharadas y con mucho misterio y con apenas el nombre tentativo de “Nintendo NX” como única pista real, los 3 años siguientes pasaron con mucha incertidumbre respecto de lo que estaba por venir. Es muy natural que como jugadores queramos saber más, pero la situación era lo suficientemente delicada como para que Nintendo se guardara todos los detalles para el momento preciso.

Más allá de cualquier secretismo empresarial, es necesario reconocer que si algo Nintendo sabe hacer como nadie es crear hype, y de hecho así lo hizo. Durante buena parte de aquel mes de octubre la imagen que ilustra este artículo fue el símbolo de esa doble estrategia de la Gran N.

Si bien acompañaba una buena parte de anuncios que invitaban a que estuviéramos pendientes de ellos, también podía intuirse que era una invitación a un nuevo futuro, pues Mario tras esa cortina parecían sugerir que tras tantas ansiedades y poca información había valido la pena esperar… pero a su vez, que no podíamos más.

¿Qué estaba viendo Mario tras la cortina?, ¿Valía la pena?, ¿Era parte del trailer del NX? Eran muchas de las preguntas que estaban en el aire en aquel momento, hasta que la mañana de un día como hoy, hace 2 años…

Mario no salió tras la cortina ni nada parecido, y su única aparición fue dentro de lo que más adelante sería Super Mario Odyssey. Aquella mañana del 20 de octubre se nos presentó este trailer que a pesar de que hoy cumple 2 años, sigue dejando a la gente perpleja. Hoy se cumplen 2 años de aquel momento en que Nintendo nos mostraba que lo impensable y lo imposible no solo eran reales, sino que marcaban un antes y un después.

A 2 años de aquella mañana de octubre de 2016, el Wii U parece solamente haber sido un mal trago y Nintendo Switch está en boca de todos. Tanto por hacer justicia a las obras maestras que podrían haber sido olvidadas junto con su predecesor, como por sus nuevos títulos.

Puede que parezca exageración, pero aquella mañana sin lugar a dudas cambió la historia, ¿De la industria? Eso todavía está por verse en el mediano-largo plazo, pero ciertamente para Nintendo lo hizo. Te invitamos a compartirnos en los comentarios tus impresiones de aquel histórico momento.