Recuerdos del Nintendo NES: Contra, un clásico de clásicos

Saludos estimados lectores de la Sección del Recuerdo de Mundo N, en esta oportunidad mencionaremos a un título que se ganó un lugar en la nutrida historia de los videojuegos, nos referimos a Contra de Konami, un clásico de clásicos. 

Contra inicialmente se lanzó para las arcades, y posteriormente en 1988 llegó a Nintendo NES, ganándose de forma muy rápida la preferencia de los jugadores, perteneciente al género de acción y plataformas, es referencia inmediata si de títulos clásicos se trata.

Los protagonistas del juego son los soldados Bill Rizer y Lance Bean, que se distinguen uno del otro por sus vestimentas, Bill porta pantalón azul y Lance, rojo, ambos pertenecen al escuadrón élite de las fuerzas especiales.

Tanto Rizer como Bean deben detener las maléficas intenciones de la organización terrorista alienígena Blood Falcon (Halcón Sangriento), que se ha propuesto invadir la tierra.

En mi caso recuerdo que fue uno de los juegos que más disfruté en mi niñez, junto con mi hermano pasé horas y horas jugando este genial título en nuestra vieja Nintendo NES, en aquel entonces las películas de Rambo y de Alien estaban de moda, y al jugar Contra nos sentíamos como si fuéramos parte de esas cintas de acción, incluso entre los compañeros bromeaban diciendo que los de la portada del título eran Arnold Schwarzenegger y Sylvester Stallone.

Contra contaba con un gran arsenal de armas que aparecían a lo largo de los escenarios, una que a mí me gustaba bastante era el Láser, pero también existían otras como Machine Gun, Rapid Fire, Spread, y Barrier, esta última de una muy grande utilidad pues formaba una barrera que nos protegía del fuego intenso de los enemigos.

Jugar en modo cooperativo era algo bastante atractivo y sí en ese entonces lograbas introducir el código Konami, el cual otorgaba 30 vidas a cada jugador tenías amplias posibilidades de lograr terminar el juego de manera exitosa.

La dificultad se puede considerar elevada, debes estar atento en todo momento, como todo juego ochentero, debe saberse que no es un juego sencillo, por lo que practicar y familiarizarse con el título será clave para salir adelante en la travesía.

En esta reseña no añadiré spoilers de los jefes, pero si mencionaré que las peleas con disparos por todas partes son bastante entretenidas.

Si al igual que yo tuviste la oportunidad de disfrutar este gran título clásico, sin duda fuiste un afortunado. Soy su amigo Pancho Megaman desde México, nos encontramos en la siguiente ocasión y que la nostalgia los acompañe.