Super Mario Bros. 3 cumple 30 años en América

Mario 3 30 años

Uno de los mejores títulos de Mario salió a la venta en Occidente un día como hoy en 1990.

Corría el año de 1986 cuando el primer Super Mario Bros. ya era un éxito comprobadísimo en Japón y ya daba de qué hablar en el resto del mundo. Por entonces y ante su gran éxito, el Famicom Disk System recibía una secuela que aquí conocimos como Super Mario Bros.: The Lost Levels, pero que en realidad se trataba de la -verdadera- segunda entrega de la saga del plomero. La misma destacó por su dificultad, pero fallaba en diferenciarse del primero de los títulos. De esta inquietud partió el gran Shigeru Miyamoto y su equipo de Nintendo R&D 4 (conocido después como Nintendo EAD) para traernos una secuela real que estaría en desarrollo por los próximos 2 años.

Esta llamada secuela real de Super Mario Bros. sería lo que conocimos como Super Mario Bros. 3. Juego que en el momento que escribimos estas líneas, alcanza su trigésimo aniversario de este lado del mundo, pues aunque oficialmente salió en 1988, su versión americana llegó a todos los afortunados dueños de un NES un 12 de febrero de 1990.

Pese a que el Super Mario Bros. 2 «para gringos mancos» había causado grata impresión en 1988, los fans americanos ya conocían a través de rumores y especulaciones que se estaba desarrollando este juego y desde entonces estuvieron a la expectativa. Nintendo lo sabía e hicieron un par de jugadas maestras para promocionarlo. La primera como muchos conocen, fue su aparición en el filme de Universal Studios «The Wizard», donde muchos se dieron cuenta que el juego era completamente real y la otra fueron las arcades PlayChoice-10, que si bien eran populares, se llenaban de filas cuando les cargaron el tercer juego de plataformas de Mario; todo lo demás, como dicen, es historia.

Super Mario Bros. 3 trajo consigo muchos elementos que hasta ahora se conservan en la saga, como son los trajes y algunos items que hacen aparición de vez en cuando y el mapa de cada mundo, que ha sido utilizado en varios títulos más desde Super Mario World para el SNES. Algo muy curioso de la transición entre Super Mario Bros. 3 y este último juego y la consola de 16-Bit es que en la entrega para NES Miyamoto tenía planeado el debut de Yoshi, pero no fue posible debido a las limitantes técnicas de aquella plataforma de los 80s.

30 años se dicen fácil, pero en la historia de una leyenda y un clásico como es este, es apenas un día. Si no lo has probado aún te lo recomendamos ampliamente, pues sigue tan vigente como entonces.